10/12/13

Salamanca


Podría decirte muchas cosas esta noche
pero el destino es demasiado caprichoso
y tú ya no quieres que hable de un nosotros,
de aquél aire ocasional que trajo
tus ojos a mis días.

No quieres ni pensar que pasaría si
pudiésemos volver a esas calles de iglesias y poetas
en las que de tu mano descubrí que
no hay presente sin un pasado bien curado
y que cada cicatriz es un vacío
que define nuestros cuerpos cansados.

Podría decirte que te echo de menos,
que los recuerdos me asaltan sin permiso
y sólo quiero abrazarte entero,
que vuelvas a besar las letras de mi herida
y que te quedes sin preguntas.

Podría decirte muchas cosas, podría.
Pero precisamente mi silencio es
ese instante en el que desapareces
y no hay reloj que salve tus suspiros
                                     en mi boca.

Vida

10/11/13

Perdóname


Perdona si a pesar de todo
abrí una ventana de intenciones
y volvió el deseo,
las preguntas,
las respuestas,
tus ojos;
una puerta abierta al paraíso.

Perdona por sentir el fin del mundo
contenido en tus besos
callando mis miedos.
No te mentí cuando te dije que
heredé un desierto de vida,
y aunque dudé de tu existencia
nunca de tus acordes y tu paz.
Pero esta luz escondida
y ajena a la esperanza
no sólo se anestesia con tu voz.
Larga espera de esta cura que no llega.

Perdona si no pude evitar quererte así,
sin equilibrio y sin futuro
vestida de pasado y en mi muro
dónde el tiempo se ha roto.


Vida

20/10/13

Diecinueve de octubre de dos mil trece


Explícame que puedo hacer para olvidarte,
para no retroceder en el tiempo cada vez que apareces,
maldito destino testigo de tus ojos
mirándome sin tregua,
inequívoco momento
tú con ella, yo sin ti.

Explícame que hago para no pensarte,
para no buscarte en otras manos
que no alcanzan ni siquiera un suspiro en tu regazo,
no hay boca que sacie todo lo que tú me diste
ni todo lo que me robaste.

Nunca nadie llenará tu espacio
ni me devolverá la vida.

Vida

30/6/13

Mi aire


Que mi aire te debe la vida
no es ninguna confidencia.
Pues sabes, amor mío,
que tus manos son el reclamo
en esta revolución.

Sabes bien que mi alma suspira
encontrarse con tus ganas,
pero acércate despacio, lento,
que no quiero sentir más allá
de lo permitido
                                no quiero
  perderte antes de encontrarte.
 
  No es fácil respirar entre derrotas
  y bailar al son de este delirio
  que es tu nombre con apellidos,
  no quieras ser mi Ítaca entre pecados,
  no sé, no traigo paz ni tiempo que malgastar
  sólo soy un rostro cansado que espera
  abandonarse a tu risa.
 
Que mi aire te deba la vida
no es más que un deseo.
Pues sabes, amor mío,
que la entrada nunca es fácil
como tampoco lo es ningún final. 

                                                                                                                                                                                                                Vida


12/5/13

Volverte a ver


Volverte a ver es un castigo envuelto de recuerdos,
herencia de versos que narran otros tiempos
en los que el miedo no era enemigo ni ladrón
de este amor propio destrozado.


Volverte a ver es el comienzo de otro viaje
preso de lo necesario y lo perdido,
frágil emoción sostenida en un deseo;
el de encontrarte y que te quedes.
                                                                                                                                       Vida   

14/4/13

Once de abril de dos mil trece


Ha tenido que ser justo ahora
cuando ya no recuerdo si son cinco o seis
los años que han pasado desde aquél día
en el que la palabra promesa dejó de tener significado.
Hacía tiempo que una tarde de verano
no era tan fría como aquél instante
en el que sólo fuimos desconocidos
ajenos a nuestra historia,
a nuestros planes hundidos tras tu huida,
a la vida que aún te sueña.

 
Vida

3/3/13

Calle sin nombre


Aquella calle que dio nombre a nuestra historia
permanece intacta a este corazón hecho pedazos,
a este ruido que ensordece mis pasos
hacia el pecado de tus manos pidiendo clemencia.
.

Es tarde y resuena esa melodía sin luz.
No soy culpable del silencio que habla de ti,
que los días se esfuman a ras de las promesas
y sólo creo en el mundo si renace en tu estación.
.

Vuelven los recuerdos a dormir en tu piel,
que somos de dónde el olvido nos da tregua
de dónde asesinaron mi dulce inocencia.
.

Todavía no hay mañana si hoy no me sonríes.
.
Vida